Articulos | Blog

Qué hace un abogado de familia y cuándo contratar uno

El derecho y las leyes fueron creados desde el comienzo con la intención de crear una estructura que permitiera a los seres humanos vivir en comunidad de forma tranquila y justa.

El centro de toda comunidad es la familia y desde el comienzo se han creado leyes que la protegen como la unidad básica de una comunidad y que le otorgan derechos y deberes.

El derecho de familia no sólo se encarga de proteger a la familia en medio de una sociedad, sino que también se encarga de lidiar con la parte legal que regula las relaciones entre familiares, desde matrimonios y divorcios hasta sucesiones y herencias.

Los abogados de familia se especializan en esta parte del derecho y hoy en día son unos de los abogados más solicitados, ya que la mayoría de personas se enfrentarán en algún momento de sus vidas a situaciones en las que necesitarán contar con la ayuda de un abogado de familia.

A continuación encontrarás información sobre cuáles son las principales funciones y responsabilidades de un abogado de familia, cuándo contratar uno e incluso cómo obtener asesoría legal gratuita o económica para temas legales relacionados con la familia.

¿Qué es la familia en el derecho?

Aunque no existe una definición clara dentro del código civil sobre qué es la familia y a pesar de que es un término que todavía genera algunas diferencias de opiniones dentro del derecho, en general una familia es definida como un conjunto de personas que están unidas por el parentesco.

El parentesco es un vínculo jurídico y actualmente existen cuatro tipos de parentesco:

1. Por consanguinidad: El parentesco por consanguinidad se refiere a la relación que existe entre las personas que comparten vínculos de sangre (padres, hijos y nietos).
2. Por afinidad: El parentesco por afinidad se refiere a los vínculos derivados del matrimonio. Son las personas que comparten un parentesco por consanguinidad con la otra persona en el matrimonio. No comparten un vínculo de sangre, pero son parte de tu familia extendida (suegros, cuñados, etc.)
3. Por adopción: A este tipo de parentesco también se le conoce como parentesco civil y es el que resulta de una adopción, es decir, al inscribir a un hijo como propio ante la ley a pesar de no compartir vínculos de sangre. Después de una adopción, un hijo adoptivo tiene los mismos derechos y obligaciones que un hijo biológico.
4. Por convivencia o concubinato: En algunos países las personas que viven juntas como pareja durante cierta cantidad de tiempo y bajo ciertas condiciones pueden ser consideradas como una familia en asuntos legales y pueden recibir ciertos beneficios o estar sujetos a ciertas obligaciones.

Frente a la ley, una familia tiene derechos y obligaciones. Por ejemplo, los padres tienen la obligación de hacerse cargo de sus hijos hasta que cumplan la mayoría de edad y una pareja recibe al casarse ventajas como la posibilidad de administrar propiedades juntos. El derecho de familia es el conjunto de normas e instituciones jurídicas que regulan todo lo relacionado a la familia y a la relación entre sus miembros.

¿Qué es y qué hace un abogado de familia?

Ya que el derecho es un tema amplio que regula el funcionamiento de toda la sociedad y que se aplica en todo tipo de situaciones, muchos abogados deciden especializarse en una sola área del derecho.

Los abogados de familia se encargan entonces de ofrecer asesoría en todos los aspectos legales relacionados a la familia, al ámbito familiar y a las relaciones y patrimonio entre familiares. A esta área se la conoce como derecho de familia.

Este tipo de abogado se encarga de asesorar a sus clientes sobre la mejor forma de resolver un conflicto, informar sobre cuáles son las opciones disponibles en su situación específica y hacer recomendaciones para resolver un problema de la mejor forma posible.

Además de ofrecer asesoría legal, un abogado de familia redacta los documentos pertinentes (como una demanda de divorcio o una solicitud de adopción), representa a sus clientes ante la corte y puede realizar todos los trámites legales relacionados al derecho familiar.

En la mayoría de países es necesario completar una carrera en derecho y obtener un título universitario que les permita ejercer. Esta carrera usualmente se enfoca en entender cómo funciona el derecho en general y cómo entender y aplicar conceptos jurídicos a la vida real. Después de obtenerlo, es necesario hacer una especialización específica en derecho de familia para poder ejercer como abogado de familia.

La formación de un abogado de familia le permite aplicar los diferentes conceptos jurídicos específicamente para el ámbito familiar e interpretar cualquier parte del derecho de familia específicamente para el caso para el que lo contratan.

Ya que los temas que abarca el derecho familiar usualmente son parte de la vida normal de la mayoría de personas, los abogados de familia son unos de los más solicitados.

La mayoría de personas necesitará la ayuda de un abogado de familia en algún momento de sus vidas, sin importar si se trata de casos tan complejos como divorcios contenciosos o de casos tan sencillos como declarar el fallecimiento de un adulto mayor de la familia.

Si te encuentras en cualquier situación en la que desees recibir asesoría legal o resolver un problema legal relacionado con tu familia, con las relaciones entre los miembros o que involucre propiedades o patrimonio familiar, tendrás que contratar a un abogado de familia.

Si dudas sobre si es necesario o no contratar a este tipo de abogado puedes hablar con un asesor legal general que te dirá si es necesario o no contratar a un abogado de familia en tu caso.

Principales casos en los que interviene un abogado de familia

Abogados de Familia

1. Matrimonios, separaciones y divorcios

Estas suelen ser las principales razones por las que las personas contratan a un abogado de familia. Esta categoría incluye a la parte legal de la relación entre dos adultos. Un abogado de familia usualmente se encarga de los siguientes casos:

  • Matrimonios civiles
  • Acuerdos prematrimoniales
  • Uniones de hecho
  • Separaciones
  • Divorcios contenciosos
  • Divorcios de mutuo acuerdo
  • Convenios reguladores
  • Pensiones alimenticias entre cónyuges
  • Separación de bienes
  • Etc.

2. Filiación, custodia, manutención de menores

El derecho de familia también se encarga de la relación entre padres e hijos y de las responsabilidades de unos con los otros. Los abogados de familia también lidian con la parte que involucra a los hijos como resultado de una separación o divorcio.

  • Custodias
  • Patria potestad
  • Pensiones alimenticias
  • Visitas entre padres e hijos y entre abuelos y nietos
  • Repartición de gastos
  • Etc.

3. Tutelas, adopciones, paternidad

A parte de las responsabilidades legales entre padres e hijos, los abogados de familia también se encargan del cuidado de menores de edad en casos como adopciones y tutelas (casos en los que los menores están a cargo de otros adultos que no son los padres). En casos en los que un adulto quiera solicitar una prueba de paternidad, también puede ser útil contratar a un abogado de familia.

  • Adopciones
  • Tutelas
  • Pruebas de paternidad
  • Etc.

4. Herencias, sucesiones, patrimonio familiar

Los abogados de familia también se encargan de la parte legal relacionada con el patrimonio familiar.

  • Herencias
  • Sucesiones
  • Patrimonio familiar
  • Testamentos
  • Etc.

5. Abuso, maltrato y violencia doméstica

Finalmente, los abogados de familia se encargan de lidiar con los casos en los que hay abuso, maltrato y violencia doméstica entre parejas, entre padres e hijos o entre familiares de cualquier otro tipo. En estos casos es importante contar con la ayuda de un abogado para presentar denuncias, conseguir órdenes de restricción, etc.

  • Violencia física
  • Violencia psicológica
  • Abuso sexual
  • Órdenes de restricción
  • Maltratos
  • Etc.

¿Cuándo contratar un abogado de familia?

Contratar abogado de familia

En algunos casos, puede que sientas que eres capaz de lidiar con la parte legal de una situación familiar o resolver un conflicto por tu cuenta y en muchos casos es así.

Si eres capaz de redactar los documentos relacionados, puede que lo único que necesites es la firma de un notario o puede que te sientas tranquilo teniendo un acuerdo escrito entre las partes aun si no está notariado. Sin embargo, existen ciertas situaciones en las que es mejor contratar a un abogado de familia:

1. Hay mucho dinero involucrado y podrías perderlo

Si se trata de patrimonio familiar, herencias, negocios familiares u otra situación similar en la que haya una gran cantidad de dinero involucrado que podrías perder o manejar mal por no recibir la asesoría legal adecuada, lo mejor es que contrates a un abogado.

En estos casos es mejor que la redacción de los documentos legales esté a cargo de un abogado para evitar que hayan cláusulas que se presten a malentendidos o que te perjudiquen en el futuro de cualquier forma.

2. El futuro de tu familia, hijos o familiares está en juego

En los casos en el que el futuro de tus seres queridos esté en juego, es mejor contratar a un abogado de familia. Por ejemplo, en los casos en los que hay que negociar la pensión alimenticia necesaria para el bienestar de tus hijos en el futuro, si conseguir la custodia es importante para ti o si incluso es peligroso o perjudicial que tus hijos se queden a cargo de otra persona, en casos de adopción en los que existe la posibilidad de que la solicitud de adopción no sea aceptada, etc.

3. Las otra parte del conflicto contrató a un abogado

Incluso si se trata de un conflicto entre familiares, si la otra parte involucrada contrató a un abogado, la mejor forma de lidiar con la situación de forma tranquila y segura es contratar a un abogado de familia.

4. Te sientes perdido y no sabes qué hacer

Aun si la situación en la que te encuentras parece sencilla, si no estás seguro de qué hacer, no conoces el procedimiento, estás lleno de dudas, estás estancado sin saber qué hacer o si te sientes desprotegido, lo mejor es que contrates a un abogado de familia.

Conclusión

Existen muchas situaciones en las que es necesario contar con la ayuda de un abogado de familia, desde divorcios contenciosos hasta herencias y sucesiones.

Estos abogados se especializan exclusivamente en todos los asuntos que pertenecen al derecho de familia y podrán darte asesoría legal específica para la situación en la que te encuentras.

Lidiar con cualquier proceso legal puede ser difícil y confuso, pero cuando se trata de asuntos familiares o que incluyen a tus seres queridos, puede que sientas que la situación es aún más complicada.

En estos casos lo más importante es solucionar cualquier problema de forma eficaz evitando problemas, disputas y conflictos entre familiares.

Recuerda que en casos como divorcios, adopciones o custodias no son los adultos los más afectados, sino los niños. La mejor forma de resolver estos conflictos es aprovechando la experiencia y conocimientos de un buen abogado de familia. Estos abogados podrán ayudarte a solucionar tu situación de forma tranquila, segura y rápida.

En LEGALPOINT.UY estamos para ayudarte, tenemos a disposición abogados de familia en Montevideo, llamanos al 096 511 559