Articulos | Blog

Qué hace un abogado laboral y cuándo contratar uno

El trabajo remunerado se remonta al comienzo de las civilizaciones humanas y desde entonces han existido distintas reglas que se convirtieron en leyes después de la Revolución Industrial para proteger tanto a los empleadores como a los empleados.

Hoy en día el derecho laboral está involucrado en la mayoría de actividades comerciales que son parte de la vida diaria de la mayoría de personas.

Los abogados laborales, también conocidos como abogados laboristas, se encargan por un lado de proteger los derechos de ambas partes asesorando a las empresas para que apliquen las políticas correctas que les permitan a los empleados trabajar bajo condiciones justas y seguras que también protejan al empleador en contra de abusos e incumplimientos.

Por otro lado, los abogados laboristas se encargan de intervenir en todos los pleitos, conflictos o problemas relacionados con el ámbito laboral en los que sea necesaria la intervención de alguien que se encargue de la parte legal.

Si te encuentras en una situación complicada, como despidos injustificados, accidentes de trabajo u otros casos en los que los conflictos estén relacionados con tu trabajo y requieran intervención legal, tendrás que contratar a un abogado laboral.

A continuación encontrarás información sobre qué es y qué hace un abogado laboralista, cuándo contratar uno y qué hacer para obtener asesoría legal en Montevideo..

¿Qué es y qué hace un abogado laboral en Uruguay?

El derecho laboral, también conocido como derecho de trabajo, es la rama del derecho que regula el trabajo humano remunerado y las relaciones que se crean como resultado de este trabajo.

Son el conjunto de reglas que fueron creadas para garantizar que ambas partes cumplan sus obligaciones, tanto entre ellos como siguiendo las leyes impuestas por el Estado.

El derecho laboral se encarga tanto de la parte individual (como en el caso de salarios y despidos) como de la parte colectiva (como en el caso de sindicatos).

El abogado laboral o laborista es entonces el que se especializa en el derecho laboral y que conoce cómo aplicar sus conocimientos a situaciones específicas en el mundo laboral.

En la mayoría de países es necesario que todo tipo de abogado haya completado una carrera universitaria en derecho y haya obtenido un título para poder ejercer y trabar como profesional.

Esta carrera les da conocimientos generales sobre distintas partes del derecho y les enseña a aplicar conceptos jurídicos para solucionar problemas en la vida real.

Aunque no es necesario en algunos países, muchos abogados deciden hacer maestrías o especializaciones enfocadas exclusivamente en esta área. Estas especializaciones les enseñan todo lo relacionado al derecho laboral y a cómo aplicar cada una de las leyes para asesorar a empresas o solucionar problemas en el ámbito laboral.

Esta formación los prepara para lidiar con una amplia gama de asuntos relacionados con problemas, conflictos o asesoría en el trabajo. Muchos abogados laboristas se encargan principalmente de asesorar a las empresas sobre sus responsabilidades y sobre los derechos de los trabajadores.

De esta forma, las empresas y empleadores se aseguran de ejercer su actividad de forma legal, de proveer un entorno seguro para sus empleadores y de lidiar con cualquier caso relacionado con sus empleados de la mejor forma posible.

Las leyes del derecho laboral han sufrido grandes cambios para adaptarse al mundo moderno, por lo que los abogados laborales deben mantenerse actualizados e informar a sus clientes sobre los últimos cambios.

En caso de accidentes laborales o demandas de parte de trabajadores, un abogado laboral se encarga de proteger los derechos de sus clientes y de ayudarlos a cumplir sus responsabilidades siguiendo la ley para evitar abusos de parte de los trabajadores.

Por otro lado, los abogados laboristas se encargan de defender a los trabajadores tanto de forma preventiva (revisando contratos de trabajo, condiciones de trabajo, etc.) como en caso de despidos injustificados, nóminas que no fueron pagadas, abuso o acoso laboral, etc. En este caso el abogado laboral se encarga de proteger los derechos de sus clientes en el ámbito laboral y de defenderlos ante cualquier abuso o incumplimiento de parte del empleador.

Si te encuentras en una situación relacionada con tu trabajo, sin importar si eres un empleador o un trabajador, y necesitas asesoría o asistencia legal para resolver un conflicto, para conocer tus opciones o para hacer vales tus derechos en el trabajo, tendrás que contratar a un abogado laboral.

Principales casos en los que interviene un abogado laboral

Asesorar a una empresa y ayudar a su buen funcionamiento:

Contratar abogado de familia

Dentro de una empresa, los abogados laboristas se encargan de regular las relaciones entre empleadores y trabajadores y de asesorar a la empresa para que ejerza su actividad de forma legal dentro del derecho laboral.

Los abogados laborales ayudan a la empresa a redactar los diferentes contratos y condiciones de trabajo siguiendo las reglas impuestas por el Estado para defender los derechos tanto del empleador como del trabajador.

  • Redacción y revisión de contratos laborales
  • Negociación de convenios
  • Manejo de despidos y liquidaciones
  • Seguridad social
  • Bajas por enfermedad
  • Bajas por maternidad
  • Días libres, vacaciones y horas extras
  • Negociación con sindicatos
  • Etc.

Proteger los derechos de los trabajadores:

Los abogados laboristas se encargan de aplicar las diferentes leyes dentro del derecho laboral que protegen a los trabajadores. En algunos casos puede tratarse simplemente de informar a los trabajadores sobre sus derechos y revisar contratos, mientras que en otros casos puede tratarse de protegerlos contra injusticias cometidas por quien los contrata.

Aun en casos en los que no hay abusos o injusticias, los abogados laboristas se aseguran de que los empleadores cumplan sus obligaciones.

  • Trabajos sin contratos
  • Manejo de renuncias por diferentes motivos
  • Revisión de contratos
  • Negociación de acuerdos
  • Permisos de trabajo para extranjeros
  • Incumplimiento de contratos
  • Despidos injustificados
  • Etc.

Demandas y resolución de conflictos:

Si surge una situación en la que alguna de las partes presentó una demanda, los abogados laboristas se encargan de defender los intereses de sus clientes.

En caso de que la demanda haya sido presentada por un trabajador, un abogado laborista estará a cargo de defender sus derechos y de exigir la compensación o resolución necesaria.

Si es contratado por la empresa, el abogado laborista estará a cargo de resolver la situación de la mejor forma posible, de la negociación de acuerdos y de asegurarse de que el trabajador no intenta exceder lo que está permitido por la ley.

  • Días no pagados
  • Acoso laboral, abuso de autoridad
  • Acoso sexual
  • Accidentes laborales e incapacidades relacionadas con el trabajo
  • Discriminación por sexo, raza o cualquier otro motivo.
  • Etc.

¿Cuándo contratar un abogado laboral?

Cuando contratar un abogado laboralista

Al igual que en otras áreas del derecho, puede que te encuentres con situaciones en las que te sientes tranquilo y seguro sin necesidad de un abogado.

Por ejemplo, en muchos casos es normal firmar un contrato laboral y comenzar a trabajar en una nueva empresa sin necesidad de contratar a un abogado laboral.

De igual forma, no siempre es necesario contratar a un abogado para presentar una carta de renuncia o si fuiste despedido siguiendo el procedimiento correcto.

Sin embargo, existen muchos otros casos en los que contar con un abogado especializado en derecho laboral puede ser completamente necesario o puede ayudarte a resolver una situación complicada de la mejor forma posible.

Estas son algunas de las situaciones en las que lo mejor es contar con la ayuda de un abogado laborista:

1. Tienes una empresa o planeas comenzar una y contratar empleados

Si tienes empleados trabajando para tu empresa, es muy importante que conozcas cuáles son tus obligaciones y cuáles son los derechos de las personas que trabajan para ti. Esto no sólo es importante para asegurarte de que ofreces condiciones de trabajo adecuadas, sino que también es importante para poder ejercer tu actividad de forma legal y evitar demandas en el futuro.

Las empresas grandes suelen contratar abogados laborales a tiempo completo para la redacción de contratos, despidos, seguridad social, etc. Por otro lado, puede que las empresas pequeñas o las que están comenzando sólo necesiten una asesoría o evaluación inicial de parte de un abogado laborista para conocer sus responsabilidades, obligaciones, el papeleo necesario, etc.

2. Hubo un incumplimiento del contrato de cualquiera de las partes y no fue posible solucionarlo de otra forma

Aunque algunos conflictos laborales pueden ser solucionados de buena fe de forma interna, en otros casos es necesario contar con un abogado laborista. Si intentaste solucionar el problema sin resultado, si el problema lleva mucho tiempo sin ser resuelto o si sientes que la otra parte no está dispuesta a colaborar, contrata a un abogado laborista. Esto incluye casos como nóminas sin pagar, despidos injustificados, etc.

3. Acoso laboral, acoso sexual, discriminación en el trabajo o si eres un empleador y fuiste demandado por estas razones

Contrata a un abogado laboral en cualquier caso en el que tu dignidad o seguridad esté en riesgo. Las leyes fueron creadas para protegerte en casos como estos, pero para poder aplicarlas necesitarás la ayuda de un abogado.

Por otro lado, si eres un empleador y fuiste demandando por acoso laboral, acoso sexual, discriminación en el trabajo o una razón similar, la mejor forma de lidiar con la situación es contratar a un abogado laborista.

4. La otra parte involucrada contrató a un abogado

Aun si crees que te encuentras en una situación en la que crees que puedes defenderte sólo y solucionar las cosas de forma interna, si la otra parte involucrada contrató a un abogado, haz lo mismo. Esta es la mejor forma de lidiar con la situación de forma tranquila y segura y de asegurarte de que conoces tus derechos y de que la otra parte no abusa de los suyos.

5. Te sientes perdido y eres incapaz de tomar una decisión

Aun si no se trata de una situación particularmente difícil, si no tienes idea de qué hacer y estas dudas evitan que tomes una decisión como aceptar un empleo, comenzar a contratar empleados o cualquier situación de cualquier tipo, contrata a un abogado laborista.

Puede que sólo necesites una consulta o asesoría inicial, pero podrás seguir adelante sintiéndote tranquilo.

 

Conclusión

Los abogados laborales no sólo ayudan a resolver conflictos entre empleadores y trabajadores, sino que también ayudan a regular las relaciones entre ambos para que una empresa pueda ejercer su actividad de forma eficiente ofreciendo a sus trabajadores un ambiente en el que puedan desempeñarse de la mejor forma posible.

Si eres una empresa, contratar a un abogado laboral es esencial tanto para recibir asesoría en cuanto a contratos y seguridad social como para evitar demandas potenciales que puedan afectar el desarrollo de tu empresa.

Incluso si estás comenzando a contratar empleados, un abogado laborista puede ayudarte a solucionar tus dudas dándote toda la información que necesitas para contratar empleados de forma legal.

Por otro lado, en caso de despidos injustificados, nóminas sin pagar, accidentes laborales u otras situaciones similares, un abogado laboral se asegura de que ninguna de las partes exceda lo que está permitido por ley y que cada parte reciba la compensación o resolución necesaria.

 

En LegalPoint UY estamos para ayudarte, tenemos a disposición abogados laborales en Montevideo, llamanos al 096 511 559