Articulos | Blog

Qué hace un abogado penalista y cuándo contratar uno

A medida que el ser humano comenzó a vivir en sociedades organizadas, e incluso desde antes, se han establecido reglas sociales que después se convirtieron en leyes para que el ser humano pudiera vivir en comunidad de forma tranquila y segura.

 

Dentro de estas reglas, las más importantes son tal vez las que protegen a las personas y las que sancionan los comportamientos que atentan contra la dignidad, seguridad o propiedad de otra persona.

 

El derecho penal se creó como resultado de la necesidad de que ciertas acciones tuvieran consecuencias y se trata del conjunto de normas creadas para resolver los problemas que surgen como resultado de la conducta humana.

 

El abogado penal o penalista es el encargado de aplicar estas normas para imponer sanciones y proteger a sus clientes. A continuación encontrarás qué es un abogado penalista, cuáles son sus funciones y en qué casos es necesario contratar uno.

 

Tabla de contenidos [Mostrar]

 

¿Qué es y qué hace un abogado penalista?

 

Un abogado penalista, también conocido como abogado penal, es el que se especializa en el derecho penal y en aplicar este conjunto de normas a diferentes casos en la vida real.

 

El derecho penal incluye a todas las normas creadas para resolver todos los conflictos y problemas que se dan debido a la conducta humana y es en estas normas en lo que se basan los jueces al decidir qué penas o sanciones imponer.

 

En términos más sencillos, los abogados penalistas se encargan de los casos en los que hay un delito involucrado sin importar su gravedad: desde un robo o una estafa, hasta homicidios y violaciones.

 

La función principal de los abogados penales es asesorar y defender ante un juzgado a sus clientes. Si se decide comenzar un procedimiento penal o si el cliente ya está involucrado en uno, un abogado penalista guía a su cliente a lo largo de todo el proceso, defiende sus intereses y lo representa ante un juzgado.

 

Al igual que en muchas otras ramas del derecho, el abogado penalista trabaja defendiendo a cualquiera de las partes involucradas en un conflicto. Si es contratado por la víctima, su función es asesorar a su cliente sobre si es necesario presentar una denuncia y comenzar un proceso legal y cuál es el procedimiento adecuado si llegara a ser el caso. En muchos casos, el objetivo de la víctima es recibir algún tipo de compensación o asegurarse de que el culpable sea sancionado. La función del abogado penalista es entonces asegurarse de hacer lo posible para cumplir los deseos de su cliente dentro del marco legal.

 

Por otro lado, un abogado penalista también es el encargado de defender a cualquier persona que haya cometido o haya sido acusada de cometer un delito o crimen, sin importar si su cliente es inocente o no. En este caso, la función principal del abogado penalista es preparar la información y argumentos necesarios para demostrar que su cliente es inocente o, en el caso en el que su cliente sea culpable, asegurarse de que recibe una sanción o pena lo menos grave posible o por lo menos proporcional a sus acciones.

 

Los abogados penales cumplen un rol muy importante para cualquier sociedad y son sumamente necesarios, ya que es a través de ellos y de las leyes que aplican que es posible proteger a las personas y sus derechos e imponer sanciones a todo aquel que lastime de cualquier forma a otro o que realice cualquier acción en contra de la ley.

 

Sin este carácter punitivo, es decir, sin consecuencias reales por conductas y acciones que atentan contra la seguridad de otros o que son ilegales de cualquier otra forma, la ley no tendría la autoridad que tiene y sería incapaz de proteger a los ciudadanos.

 

Sin embargo, debido a que el derecho penal lidia con casos en los que se ha cometido todo tipo de delitos, los abogados penalistas requieren un carácter y una formación especiales. Este tipo de abogados tendrán que hacer frente a todo tipo de casos y tendrán que estar dispuestos a defender a cualquiera de las partes del conflicto de forma imparcial, tanto a la víctima como al acusado o culpable.

 

Para prepararse para esto, los abogados penales deben completar una carrera en derecho que les permita ejercer como profesionales y luego completar una especialización en derecho penal que les permita obtener todos los conocimientos necesarios para defender a sus clientes y saber qué ley aplicar a cada caso y la forma correcta de hacerlo.

 

Esta especialización incluye los tipos de delitos o crímenes que se comenten tanto contra una persona como contra su patrimonio y las sanciones que se deben aplicar en cada caso. Después de completar su formación y comenzar a trabajar como profesionales, algunos abogados penalistas se enfocan en un tipo de delito o en un área específica dentro del derecho penal.

 

Los abogados penalistas son en muchos casos no sólo responsables del buen funcionamiento de parte de la sociedad sino también de determinar la libertad de una persona, por lo que requieren años de experiencia y dedicación. Por esta razón, también son bien remunerados y muy solicitados.

 

Principales casos en los que interviene un abogado penalista

 

Contratar abogado penalista

 

Un abogado penalista interviene en pocas palabras en cualquier situación en la que se haya producido un delito y un delito es definido como una acción que va en contra de la ley y que es castigada con una pena grave.

 

Por lo tanto, los casos en los que interviene un abogado penalista son tan variados como el tipo de delitos que pueden ser cometidos por un ser humano. Los principales casos en los que interviene un abogado penal son los siguientes:

 

Delitos contra las personas y la vida:

 

Los abogados penalistas son cruciales en los casos en los que se comenten los delitos más graves. Su función puede ser presentar denuncias y defender tanto a la víctima como al acusado.

 

  • Asesinatos
  • Homicidio doloso
  • Homicidio imprudente
  • Lesiones
  • Trata de seres humanos
  • Asaltos agravados
  • Violaciones forzadas
  • Intentos de violación
  • Abuso de menores de edad
  • Auxilio e inducción al suicidio
  • Maltrato
  • Tráfico ilegal de órganos
  • Tortura
  • Etc.

 

Delitos contra la libertad:

 

Al igual que en otros casos, un abogado penal defiende ya sea a la víctima o al acusado en casos en los que se atenta contra la libertad de otra persona.

 

  • Detenciones ilegales y secuestros
  • Amenazas
  • Coacciones
  • Etc.

 

Delitos contra la propiedad:

 

Los abogados penales también intervienen cuando se cometen delitos contra la propiedad de otra persona, desde robos hasta incendios intencionales.

 

  • Incendio intencional
  • Robos
  • Intentos de robo
  • Daños intencionados, vandalismo
  • Hurto
  • Apropiación indebida
  • Etc.

 

Delitos de conducta:

 

Este tipo de abogado también se encarga de los casos en los que haya cualquier conducta en contra de la ley, incluso si no hay consecuencias graves como resultado de estas conductas.

 

  • Conducta desordenada
  • Conducir bajo influencia
  • Uso de drogas ilegales
  • Conducir a velocidades excesivas
  • Etc.

 

Delitos de dinero e identidad:

 

Los abogados penalistas intervienen en los casos en los que los delitos involucran dinero o conductas ilegales relacionadas a estos temas.

 

  • Malversación de fondos
  • Falsificación de documentos
  • Falsificación de dinero
  • Fraude
  • Robo de identidad
  • Extorsión
  • Etc.

 

Delitos contra el honor

 

Aunque es menos frecuente, los abogados penales intervienen en casos en los que se atenta contra el honor de otra persona.

 

  • Calumnia
  • Injuria
  • Etc.

 

¿Cuándo contratar un abogado penalista?

 

Contratar abogado penal

 


A diferencia de otras ramas del derecho en las que existen muchos casos que pueden ser manejados por cuenta propia sin la necesidad de un abogado, los casos del derecho penal deben ser manejados con mucho más cuidado y usualmente con la ayuda de un experto, ya que las consecuencias pueden ser muy graves.

 

El resultado de intentar solucionar un problema de derecho penal sin la ayuda de un abogado especializado en estos temas puede ser tener que pagar grandes cantidades de dinero o incluso terminar en prisión.

 

Si es la víctima la que está tratando de manejar el caso por su cuenta, conseguir una compensación o que la otra persona reciba una sanción es mucho más difícil.

 

Además, la mayoría de procedimientos legales, desde presentar una denuncia hasta presentarse en un juicio, requieren de forma obligatoria la asistencia de un abogado penalista.

 

A continuación encontrarás algunas de las situaciones en las que se recomienda contratar a un abogado penal:

 

1. Estuviste involucrado de cualquier forma en una situación en la que se cometió un delito grave

 

Los casos en los que interviene el derecho penal pueden ser muy graves y violentos. Si estás involucrado, sin importar si es como víctima, culpable, testigo o cómplice, en cualquier caso en el que se haya cometido un delito grave, es muy importante que contrates rápido a un abogado penalista para que pueda guiarte desde el comienzo en esta difícil situación.

 

Recuerda que las consecuencias de estar involucrado en este tipo de situaciones son graves. Lo mejor que puedes hacer es tener un asesor que te guíe y te defienda desde el comienzo.

 

Sin embargo, otros casos no son tan graves como un asesinato y es difícil saber si es necesario contratar a un abogado penal. Si eres la víctima, decidir si quieres presentar una denuncia es muy personal. Sin embargo, aun si estás indeciso se recomienda tener una asesoría inicial con un abogado penal.

 

2. Quieres presentar una denuncia o querella

 

Un abogado penalista te dará una asesoría inicial sobre si es recomendable o justificable desde el punto de vista legal presentar una denuncia en tu caso. Si es así, el abogado te ayudará a presentarla y te guiará durante todo el proceso.

 

3. Recibiste una llamada de la policía, de un agente judicial o fuiste convocado de cualquier otra forma a ir a una comisaría o a un juzgado

 

En esta situación, un abogado penal te explicará la situación en la que te encuentras, cuáles son tus opciones y realizará los trámites previos que sean necesarios para obtener más información y comenzar un proceso legal. Sin importar si eres culpable o no de un delito, estas situaciones son confusas y estar preparado desde la primera llamada es la mejor forma de solucionar la situación de la mejor forma posible.

 

4. Las otras partes involucradas contrataron a un abogado

 

En cualquier otra rama del derecho lo mejor es contratar a un abogado cuando las otras partes involucradas hacen lo mismo. Sin embargo, en casos de derecho penal es mucho más importante contar con que alguien te defienda cuando las otras partes contrataron a un abogado, ya que las consecuencias de enfrentarte a ellos desprotegido pueden ser muy graves, desde grandes multas hasta ir a prisión por no poder defenderte de la manera adecuada. En estos casos, conocer la información adecuada es crucial.

 

¿Cómo elegir a un buen abogado penal?

 

Abogado en linea

 


Tener a un buen abogado penalista en quien confías te hará sentirte más tranquilo al enfrentarte a una situación que al pertenecer al derecho penal probablemente es complicada. A continuación encontrarás algunos puntos que debes tener en cuenta al buscar a un abogado penal:

 

• Comprueba su diploma, certificaciones y otras credenciales:
Al comenzar a filtrar tus opciones, comienza buscando en directorios oficiales y en las listas publicadas de forma oficial por Colegios de Abogados y entidades similares. Sólo los abogados que ejercen de forma legal y tienen certificaciones válidas pueden aparecer en estos listados, por lo que es un buen lugar para comenzar. Si encontraste a un abogado a través de otros medios, una búsqueda rápida en Internet te permitirá comprobar si sus certificaciones son válidas.

 

• Dentro de lo posible, consigue a un abogado a través de recomendaciones:
Aunque no siempre es posible, la mejor forma de conseguir a un buen abogado es preguntar si alguno de tus conocidos tuvo que contratar a un abogado penal en algún momento y cuál fue su experiencia trabajando con él. Si su situación se parece a la tuya y su opinión sobre el abogado es buena, habrán más probabilidades de que sea una buena opción para ti.

 

• Busca abogados penales especializados o con experiencia en el tipo de problema con el que estás lidiando
Algunos abogados penalistas se especializan en cierto tipo de delito o tienen experiencia lidiando con ciertos casos. Encontrar a un abogado con experiencia en el tipo de problemas que estás tratando de solucionar te asegurará que conoce toda la información pertinente y que sabe exactamente qué leyes o condiciones se aplican en tu caso.

 

• Toma la decisión de contratar a un abogado sólo después de haber tenido una asesoría inicial
Hablar con un abogado antes de decidir contratarlo para que maneje tu caso te permite saber si es un abogado con el que te sentirás cómodo. Después de hablar y de presentar tu caso, deja que te explique cuáles son tus opciones y cuál sería el procedimiento si decidieras contratarlo. Decide si es un abogado que te inspira confianza y que parece tener experiencia manejando casos como el tuyo.

 

Algunos casos de derecho penal requieren que un abogado te defienda en un juicio, por lo que hablar con él antes de contratarlo te permitirá saber si sientes que tiene buenas habilidades comunicativas o la presencia necesaria para defenderte en una corte.

 

• No tengas miedo de hablar con muchos abogados hasta encontrar el correcto
Si la situación en la que te encuentras requiere que actúes rápidamente, es fácil simplemente contratar al primer abogado que encuentres en Internet. Si tu situación es complicada, es aún más importante contar con un buen abogado. Llama a varios abogados hasta encontrar a uno que se ajuste a lo que necesites y que se sepa lidiar con la situación a la que te enfrentas.

 

Conclusión

 

Un abogado penalista se encarga de todos los casos en los que se produjo un delito. Debido a la naturaleza y a la importancia de su profesión, estos abogados suelen completar una especialización después de completar su pregrado para conocer a fondo todo lo necesario para solucionar problemas de derecho penal en la vida real.

 

Hoy en día, los abogados penalistas lidian con una amplia variedad de situaciones de diferentes niveles de gravedad.

 

Lidiar con la parte legal de cualquier problema o caso puede ser difícil y confuso. Sin embargo, tener que contratar a un abogado penalista significa que te viste involucrado de cualquier forma (como víctima, testigo, cómplice, culpable o acusado) en una situación en la que se produjo un delito de cualquier tipo.

 

Por esta razón, contar con un buen abogado es aún más importante que al lidiar con otras ramas del derecho.

 

Las consecuencias de no contar con la asesoría o representación correcta pueden ser graves e incluso pueden determinar tu futuro o el futuro de las personas involucradas.

 

Sin importar si el delito involucrado es grave o no y sin importar en qué lado del conflicto te encuentres, la mejor forma de enfrentarte al problema es contar con la ayuda de un buen abogado penalista.

 

En LegalPoint UY estamos para ayudarte, tenemos a disposición abogados penalistas en Montevideo, llamanos al 096 511 559